Infórmate
×

Solicita información y coméntanos tu caso

Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP)

Esta técnica consiste en el análisis genético de embriones al inicio de su desarrollo in vitro con el objetivo final de poder transferir aquellos diagnosticados como sanos.

El DGP debe ir necesariamente unido a técnicas de reproducción asistida. Las parejas deben someterse a un ciclo de fecundación in vitro, puesto que la estimulación y punción ovárica deben permitir la obtención de un número suficiente de ovocitos, y posteriormente de embriones, que garantice la transferencia de al menos un embrión normal para el diagnóstico genético estudiado. La biopsia embrionaria para el análisis genético debe realizarse en el tercer día de su desarrollo o en el estadio de blastocito. Los embriones que se encuentren libres de la alteración buscada, si han tenido un buen desarrollo in vitro, podrán ser transferidos al útero materno para conseguir la gestación y el nacimiento de un bebé libre de enfermedades genéticas. Los embriones afectos son descartados.