Infórmate
×

Solicita información y coméntanos tu caso

Vitrificación de óvulos: preserva tu fertilidad

Hoy en día, fundamentalmente por razones sociales, las mujeres retrasan su maternidad, disminuyendo la posibilidad de concebir de forma natural. La calidad y la cantidad de los ovocitos desciende considerablemente a partir de los 35 años, reduciendo la probabilidad de conseguir un embarazo. Sin embargo, las mujeres pueden planificar el momento de ser madres gracias a la vitrificación, que permite mantener congelados los ovocitos durante años. Cuando la mujer decide ser madre se descongelan, y estos ovocitos conservan la calidad que tenían el día que se congelaron.

El sencillo procedimiento de la vitrificación permite preservar la fertilidad. Consiste en realizar una estimulación hormonal y una punción folicular para la extracción de los óvulos. Posteriormente, en el laboratorio se lleva a cabo su almacenamiento a -196ºC hasta que se tome la decisión de utilizarlos. Actualmente, se pueden congelar los ovocitos de una forma segura, obteniendo una tasa de supervivencia de alrededor del 80-95%.